Las plataformas elevadoras han revolucionado el sector de las mudanzas. Los modernos sistemas elevadores de muebles  facilitan los traslados y evitan molestias, pero solo empresas experimentadas como RF Mudanzas pueden garantizar la seguridad en su uso.

Los vistosos soportes para poleas que adornan las fachadas de las fincas antiguas parecen vestigios de un pasado remoto pero no hace tanto que perdieron su utilidad práctica. Aunque en otros países el uso de las plataformas elevadoras para mudanzas data de varias décadas atrás, en España comenzó a generalizarse en los años 90. Hasta entonces, para la mudanza de objetos voluminosos no había otro remedio que acudir al sistema de poleas y cuerdas, que provocaba numerosos riesgos y requería la participación de un equipo numeroso de personas para cargar pesos.

Las plataformas elevadoras son la solución actual para la mudanza de electrodomésticos  y muebles, sobre todo aquellos que no son desmontables. Los elevadores se sitúan a pie de calle, justo bajo la ventana o balcón de la vivienda, y funcionan desplegando una escalera por la que subirá y bajará la plataforma que alojará los objetos. Por ello, las mudanzas mediante plataformas elevadoras son más rápidas, seguras y eficaces, dado que:

Evitan roturas de objetos

Se mitiga el riesgo de que los muebles y enseres traslados sufran desperfectos por roces y caídas, al no tener que bajarlos y subirlos por escaleras o ascensores.

Evitan riesgos

Las plataformas de elevación resultan más seguras que los sistemas de cuerdas y poleas, expuestos a caídas sobrevenidas de las cargas.

Evitan molestias

Al no ocupar zonas comunes (portales, escaleras  y, especialmente, ascensores), también se sortean situaciones tensas entre vecinos, tan habituales en las mudanzas.

Evitan deterioros en escaleras e inmuebles

Asimismo, debido a que los portes se realizan directamente del camión de mudanza a la vivienda de destino, se evitan deterioros en las escaleras e inmuebles.

Acortan tiempos

Los tiempos de la mudanza se acortan, en especial cuando se trata de fincas sin ascensor.

Fuente: RF Mudanzas