Cambiar de casa y hacer una mudanza no es sólo coger tus cosas y trasladarte, hay algunas cosas muy importantes que no hay que descuidar, por eso hoy hablaremos del correcto embalaje en una mudanza.
Al iniciar el proceso de la mudanza antes de todo debemos que tener muy claro cuáles son los pasos para tener una mudanza tranquila y organizada.

– Unos días de antes de la mudanza, es conveniente que guardes todos los documentos importantes en carpetas.

– Consigue cajas de diferentes tamaños, mucho papel de periódico, celo, tijeras, y un rotulador grueso.

– Separa los objetos de cocina más frágiles como: vasos y vajilla. Lo que recomendamos es envolverlos en papel de periódico, para evitar roturas y rayones.

– Los objetos más frágiles como: espejos o cristalería, se deben envolver en burbuja, además puedes solicitar a la empresa profesional encargada de la mudanza cuando lo vayan a cargar que lo refuercen con una manta antes de subirlo al camión.

– Limpia a conciencia el refrigerador. Lo ideal es no trasportarlo vacío.

– Divide la ropa por tipo de prenda que sea. Por ejemplo, camisetas, ropa interior, etc. Pueden ir en cajas.

– Procura limpiar las alfombras antes de enrollarlas.

– Escribe en cada caja el contenido, a que estancia de la casa pertenece y también el propietario.

– Cuando termines mira que no te dejes nada, repasa todas las estancias para verificar que todo ya está adecuadamente embalado.

-Todos los objetos valiosos como: joyas y demás cosas valiosas, es recomendable que los trasportes tú. Las empresas de mudanzas profesionales cuentan con seguro que cubre ante cualquier imprevisto, pero piensa que hay cosas que el dinero no te puede devolver, por lo que tenlo a mano.